Una vez viví con tres tipos y así no era. Diferencias entre ‘New girl’ y la vida real

Hace unos días se anunció que Megan Fox sustituirá temporalmente a Zooey Deschanel en la quinta temporada de New girl. Perdón, perdón, que me estoy saltando las reglas para escribir en internet. Quería decir que nunca adivinarías quién va a sustituir a Zooey Deschanel en la quinta temporada de New girl. Será (redoble de tambores)… ¡Megan Fox!

new girl - megan zooey

Confieso que empecé a ver la serie porque en el momento de su estreno estaba compartiendo piso con tres chicos (luego serían cuatro, en otro piso, y otra vez tres, porque uno nos abandonó) y sentía curiosidad por ver cómo retrataban esa particular convivencia y si se acercaba a la realidad.

new girl

Confieso también que estoy lejos de parecerme a Zooey Deschanel pero, después de ver algunos capítulos – vale, creo que he visto hasta la tercera temporada – tengo que decir que las aventuras de Jessica Day y sus compis Nick, Winston y Schmidt están más cerca de la ciencia ficción que de la sitcom. En mi afán filantrópico os descubriré algunas de las diferencias entre la serie y la vida real.

Orden y limpieza

El piso de Jess y sus compañeros parece estar siempre limpio y ordenado. No hay nada fuera de su sitio, los muebles combinan entre sí y hasta parece oler a campo de lavanda a través de la pantalla.

Mientras, en la vida real…

Bienvenida a la jungla, amiga. Vivirás rodeada de sofás, mesas, mesitas y lámparas recogidas de la calle. Nadie cumplirá con las tareas semanales de limpieza. Los platos se apilarán en una de las picas y, cuando esté a rebosar, ocuparán también la otra, dificultando al máximo poder fregar tus propios platos. Es posible que tengas que fregar algunos de los cacharros para poder cocinar porque, por supuesto, solo tendréis una plancha o alguien habrá usado tu taza favorita para hacerse un café y tú tienes un poco de TOC. Iniciarás varias cruzadas en pro del orden y la limpieza. Tu método consistirá, básicamente, en dejar amenazas de muerte en la nevera o en aliarte con una de las partes para iniciar una campaña de exorcismo limpieza general en casa. SPOILER: no acabarán de cuajar del todo, pero seguirás intentándolo.

new girl - cocina

Tensión sexual

Está claro que si metes a una chica como Jess en un piso con tres chicos, estos no van a quedarse indiferentes ante su presencia. En New girl la tensión sexual está latente ya desde el principio. La propia Jess quiere zanjar la que hay con Schmidt presentándose en su cuarto con una enorme caja de condones – aunque sin erótico resultado – y bueno, qué decir de la eternizada historia entre ella y Nick (no digo nada, vale).

Mientras, en la vida real…

De acuerdo, claro que es posible que surja esa tensión entre compañeros de piso y que esta llegue a resolverse una, dos o unas cuantas veces más. Pero cuando convives durante un cierto tiempo con alguien, los roles se asientan y tus compañeros de piso son eso, compañeros de piso. Una especie de hermanos que, por suerte o por desgracia, nunca tuviste. Y sí, vas a verlos con sus mejores galas un sábado a las diez de la noche antes de salir, pero también los verás a las seis de la mañana apoyándose en las paredes. Y los domingos de resaca. Y con fiebre. Y con ojeras a causa de la falta de sueño. Y babeando mientras duermen la siesta. Y ellos también a ti. El erotismo, amigos, acaba desapareciendo.

new girl - tensión sexual

Juegos en casa

En New girl acostumbran a jugar a un juego de beber llamado True american del que, por más que intente, nunca entiendo en qué consiste realmente. Es algo así como que el suelo es lava y tienes que ir saltando de mueble en mueble hasta llegar a una mesa donde hay una botella. El que llegue primero y le dé un trago, gana. Pinta muy divertido y se respira un ambiente muy loco y de eh, mira cómo molamos todos aquí en casa.

Mientras, en la vida real…

Básicamente, a lo único que jugarán tus compañeros será al PRO. Por alguna razón, el idioma español no funcionará y lo pondrán en italiano, con lo que podrás aprender un montón de palabras utilísimas para hacerte la interesante en tus conversaciones: cartolino giallo (tarjeta amarilla), cartolino rosso (tarjeta roja), fora di gioco (fuera de juego), pericolo (peligro), cambio giocatore (cambio de jugador) o carica partita (partida cargada). Llegarás a entender lo que es el fuera de juego, aunque nunca sepas cuándo ocurre.

nwe girl - pro

Hábitos televisivos

No recuerdo muy bien en qué capítulo, ni cuál era el motivo, pero Jess estaba triste. Y tenía ganas de ver una peli de las de llorar. De la que tampoco recuerdo el título. Y sus compañeros… ¡acceden! Y ella acaba llorando a moco tendido y ellos medio llorando mientras intentan mostrarse viriles ante la tele. Esa típica escena de las que unen a los protas y en las que todos muestran sus sentimientos y a ti te da un poco una subida de azúcar.

Mientras, en la vida real…

Tus compañeros empezarán a engancharse a Juego de tronos al empezar la tercera temporada. Tú ya habías visto las dos primeras, en aquella época en la que se podían esquivar los spoilers y preferías ver las temporadas de una sentada, en lugar de conforme iban saliendo los capítulos. Pero ellos te alcanzaron. Y empezaron con la tercera. Y empezaste a vivir en un campo de minas donde, en cualquier conversación, podía saltar el spoiler que te arruinara tu maravilloso plan. Y la cosa fue a peor: decidieron empezar a ver los capítulos juntos. “¡Noooo!” gritaste tú dramáticamente mientras fregabas la única plancha que había en la casa porque no tenías forma de hacerte la cena. “¡Que aún no he empezado la tercera!” Y te dieron un ultimátum: o te ponías al día para el día siguiente – lo que significaba ver cinco capítulos del tirón – o deberías recluirte en tu habitación en la sobremesa vespertina. “Está bien, está bien”, refunfuñaste. Y te pasaste toda la tarde del día siguiente viendo los capítulos de forma compulsiva hasta que ya no sabías quién había muerto, quién iba con quién y quién era ese nuevo personaje del que, por supuesto, no ibas a acordarte del nombre. Tus amigos te llamaron para invitarte al cumpleaños de no sé quién y tuviste que decirles que estabas demasiado ocupada. “¿Y por la noche?”, insistían. “Oh, mucho peor, estaré más ocupada”. Por fin lo conseguiste y, esa noche, visteis todos juntos otros dos capítulos más. Ya no sabías decir otra cosa que no fuera “Hooodooor”.

new girl - game of thrones

Al rescate

En uno de los primeros capítulos de la primera temporada, Jess tiene una cita con un tipo horrible que solo quiere reírse de ella. La deja plantada en el bar y cuenta la hazaña a sus amigos, los compis de Jess se enteran mientras están haciendo cola para entrar en una discoteca. Anulan su plan y van en su busca. Irrumpen en el bar, se sientan junto a Jess, la consuelan y le dicen al camarero que son sus novios, los tres, que qué pasa. Oh, qué bonito todo. Cuánto amor se respira en el ambiente.

Mientras, en la vidJAJAJAJAAJAJAJAJA

No. Nunca. Jamás ocurriría algo así en la vida real. La mayoría del tiempo, tus compañeros de piso no sabrán dónde estás y podrían llegar a pasar tres días – o cuando se acabara el gel de ducha y vieran que, sorprendentemente, no se compra solo – antes de advertir que has desaparecido. Si salís juntos, no dudarán en abandonar el grupo si una fémina les da la oportunidad de hacerlo. La opción de la bomba de humo cuando el sueño, el cansancio o el aburrimiento apremien es también bastante socorrida, así que es posible que, a las cinco de la mañana, te encuentres sola en una discoteca sin saber muy bien qué ha ocurrido.

new girl - disco

Lo de hacerse pasar por tu novio sí puede llegar a ocurrir, pero más bien serás tú quien los rescate a ellos en casos como:

A) Un tipo intenta ligar con uno de ellos a la salida de una discoteca. Os pregunta por un after, decís que no tenéis ni idea. Os pregunta si sois pareja. Ves el pánico en los ojos de tu compi mientras balbucea “eh… sí, sí”. Tú sonríes y te acercas un poco, como si te acabaras de acordar que lleváis tres años juntos. Pero el tipo no se da por vencido y se dedica a levantarle la camiseta a tu compi mientras sigue preguntando dónde puede continuar la fiesta. Tú tratas de imponerte un poco, pero la situación es demasiado surrealista y tu actuación poco creíble. Huís.

B) Una guiri en una discoteca. Lleva siete horas bebiendo, apenas se sostiene en pie y tal vez sea esta la última noche que pase en la ciudad. No hay tiempo que perder, así que se abalanza sobre todo aquello que le queda a menos de dos metros de distancia. Como uno de tus compis, el cual ha intentado, educadamente, declinar su invitación. En vista de su poca elocuencia, te presenta ante ella como su novia, tú pones cara de enfadada en plan “no toques lo que es mío” y ella acepta, compungida, la derrota. Huís un poco, por si acaso.

Como veis, la vida real no tiene demasiado que ver con la fantástica convivencia que se vive en New girl, aunque no por ello deja de ser divertida, claro. Próximamente, una segunda entrega de las diferencias entre la serie y la vida real. Espérenla con impaciencia.

***** Actualización desde el futuro *****

Aquí está la segunda entrega de diferencias entre New girl y la vida real. En el futuro todo sigue más o menos igual, aunque están haciendo grandes avances en el sector de la lejía. Veremos a dónde nos lleva esto.

Anuncios

7 comentarios

  1. Sé que está muy mal decir esto. Porque Zoey Deschanel esblo más; pero cada vez que veo esa serie me entran ganas de darle una patada en la boca. “Soy una pringada guay”, ” mira que cosas tan no cools hago pero sigo siendo súper guay”… Uuuuuugh. La odio.

    Me gusta

  2. Hola, no he visto esa serie ¿Por qué? No lo sé, Pero me ha gustado más tu versión realista.

    Tengo un amigo que dice que nacer y criarse con ese tipo de series nos afecta al cerebro. Nos distorsiona la realidad,

    Por eso hay mucha gente (sobre todo féminas, sorry) que piensan que han de ir monas desde las seis de la mañana hasta las 22 h, subirse en taconazos y pisar como si desfilaran por una pasarela mientras van al Carrefour.

    ¡Soñar es gratis!

    Magnífico artículo

    Me gusta

    • ¡Gracias! 🙂 Yo empecé a verla por curiosidad, por ver si realmente se correspondía con la realidad, pero me decepcionó bastante en ese sentido. Obviamente, es ficción y hay ciertas normas que cumplir, pero la relación entre los chicos y ella es demasiado forzada desde el principio: el ambiente es chachi piruli desde que ella se instala, ellos pierden el culo por ayudarla… Y la vida real no es así, las relaciones se construyen poco a poco. Yo también me quedo con la vida real, divertida lo era un rato 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s